Auditoría confirma serias irregularidades en Petropar

0
34

Un informe interno de auditoría de la propia Petropar y uno de la Contraloría General de la República son contundentes en demostrar serias irregularidades en el negocio del otorgamiento de créditos para estaciones de servicio, entre ellos a seccionaleros.

Ambos informes coinciden en detallar que la administración anterior de Petropar, a cargo de Eddie Jara, liberó millones de litros de combustible a operadores del emblema estatal sin siquiera pedirles garantías reales de pago. La estatal ni siquiera les cobraba intereses a los morosos, que seguían retirando combustible pese a creciente deuda, incumpliendo así el propio Manual de Procedimiento de la empresa estatal.
Las anteriores autoridades de la institución no pueden alegar desconocimiento de las irregularidades, ya que justamente en parte del documentos se detalla que tras las verificaciones de los créditos otorgados a los operadores en 2016 y 2017 ya habían recomendado acciones para su regularización; sin embargo “en la presente verificación se ha constatado nuevamente los mismos vicios, que afectan considerablemente al patrimonio de la Institución”.
Entre las conclusiones del informe de Petropar entregado en junio de 2018, a meses del traspaso de mando, se menciona que tras investigar las actuaciones de la Dirección Comercial y la Financiera, “hemos constatado una serie de falencia en el circuito operativo”.
En total son 14 falencias que se detallan, iniciando por sobre todo que hubo incumplimento de contrato de las operadoras de estaciones de servicio, empezando por el hecho de que la institución no contempla entre sus facultades “refinanciar” ninguna deuda.
También mencionan específicamente el caso de la empresa Tecnifrost SA del seccionalero cartista Víctor Molas, que irregularmente ofreció un cheque como supuesta garantía. “El cheque pagadero a la vista sin fecha, del operador Tecnifrost SA, recibido por la dirección financiera, no constituye una garantía conforme al contrato suscripto”, y además advierte que constituye un “hecho grave” al ser un incumplimiento de contrato.
También destacan el caso del operador Eladio Ávalos Peralta que tras cinco meses de mora, pagó, pero con un cheque que al momento del cobro estaba sin fondos, y Petropar ni siquiera le imputó los intereses moratorios, pese a que la cifra adeudada rondaba los G. 439.724.091.
Todo esto sin contar que cuando solicitaron ciertos documentos estos no figuraban o habían inconsistencias en los datos. También hicieron figurar que operadores “cancelaron” sus deudas por G. 5.094.908.954 sin que los cheques que entregaron se hayan efectivizado.

CONTRALORÍA RATIFICÓ

El informe final de la Contraloría General de la República, presentado en agosto de este año, da cuenta de estas irregularidades la actual titular del ente, Patricia Samudio. La institución además detalla los millonarios montos que se adeudan a la institución.

 

fuente: diario vanguardia

Commentar

commentar

Mira además

No hay control al cumplimiento de derechos laborales en Alto Paraná

Un total de 1.393 denuncias por violación de derechos laborales se realizaron en la Direcc…