Inminente epidemia de dengue por elevado índice de infestación en CDE

0
95

Ciudad del Este se convierte en un escenario muy propicio para una nueva epidemia de dengue, con los elevados índices de infestación. La última epidemia se registró en el 2011, en donde 62 personas fallecieron en todo el país, pero la mayoría de las víctimas fatales se dieron en esta zona. Ahora preocupa el gran porcentaje de infestación larvaria, que en algunos barrios llegan al 12,50 %.

Los principales criaderos de mosquitos registrados son los neumáticos y las latas vacías.

Según los datos oficiales, los barrios con mayor peligro de brotes de dengue son Catedral que tiene 12,50% de contaminación, barrio San Isidro con 10,71%, San Roque con 10%, Villa Fany con 7,89%, Santa Fátima con 6,82, Santa Ana con 6,71 y Área 2 con 6,25. Mientras que los barrios San Miguel, la zona del Área 1 y Villa 23 de Octubre, están al borde de llegar al límite de contaminación grave que es de 5,50, según lo había explicado la doctora Lucía Jiménez, jefa de epidemiologia de la Décima Región.
“A partir de 5,50% de índice de infestación ya hay que considerar que es riesgoso y comenzar a trabajar para evitar brotes. Después de tantas epidemias que ya se registraron la ciudadanía ya debería de ser más consciente y ayudar para disminuir la contaminación”, indicó.
Según los informes, los neumáticos usados, latas y basuras que pueden acumular y estancar aguas son los principales criaderos de mosquitos en los barrios con altas contaminaciones. Le siguen las planteras y cubetas descartables, que también abundan en las viviendas.
Jiménez recordó que la mayor epidemia, que dejó varias muertes en Alto Paraná fue en el 2011, pero que los brotes de casos siempre se registran. Destacó que en todo el 2017 no se confirmó ni un solo caso positivo de dengue, pero que este año ya se comenzó con un paciente positivo y otros 6 sospechosos de padecer el mal.
Volvió a reiterar que es fundamental que la población asuma el compromiso de colaborar en la lucha contra este mal, mediante la limpieza de sus casas y el control permanente para evitar tener cualquier tipo de recipientes que puedan acumular agua.
Mencionó que el año pasado se registró una sequía notable en la zona, pero que esta vez se están registrando muchas lluvias en días de intensos calor, una combinación de clima propicio para la proliferación de los mosquitos aedes aegypti.
La jefa de epidemiología incentivó a que las personas desarrollen su creatividad para reciclar los neumáticos que pululan en los predios baldíos y se convierten en los criaderos más nocivos del mosquito.
Dio ejemplos de utilizar los objetos para elaboración de sillones, mesitas, planteras y otros decorativos para el hogar, de tal manera a dar utilidad a los mismos, en vez de dejarlos expuestos para la contaminación larvaria.

Fuente: Diario Vanguardia

Commentar

commentar

Mira además

Crearán Observatorio Económico Trinacional con sede en la UNE

Referentes del sector público y privado de Ciudad del Este (Paraguay), Foz de Yguazú (Bras…