No hay regulación sobre venta de las cuestionadas muñecas “trans”

0
115

El ministro de la Niñez y la Adolescencia (SNNA), Ricardo González, manifestó ayer que no existe una regulación sobre qué tipo de juguetes que está permitido vender dentro del país. Fue en referencia a la muñeca con rasgos femeninos, pero órganos genitales masculinos, que se estaban comercializando en una tienda del microcentro de Ciudad del Este.

Las muñecas con rasgos femeninos, pero órgano genital masculino generaron indignación en la sociedad, hasta lograr la clausura del local que las vendía.

Aunque en Paraguay se carece de dicha reglamentación, aseguró que él tampoco está de acuerdo con la venta de este tipo de juguetes, porque puede generar “confusión” en los niños.
La comuna esteña, clausuró el miércoles el local que vendía estas muñecas “diferentes”, tras denuncias públicas de padres de familias que quedaron indignados con la venta de dichos objetos. Además se constató que las documentaciones del local no estaban en regla.
“La Municipalidad tiene potestad formal para habilitar o clausurar locales. Desconozco si la clausura fue específicamente por el tema del juguete. Creo que es una postura personal de la intendenta, que es respetable. El Código de la Niñez y la Adolescencia habla que el Estado debe elaborar instrumentos para regular la enseñanza de la salud sexual y reproductiva”, indicó el ministro.
Mencionó que Paraguay no tiene una reglamentación para la comercialización de juguetes o videojuegos de acuerdo a la edad de los niños, pero que es necesario. “Debe haber una instancia para supervisar los juguetes; hay armas y videojuegos agresivos. No hay control de ventas de estos juguetes. Estamos viendo la posibilidad de controlar eso”, destacó.
Varias comunidades religiosas, nucleadas en la Red Familia y Vida Alto Paraná, manifestaron su alivio y aprobación total, a la intervención y clausura del Shopping Lion, en donde se constató la venta de las muñecas con órganos sexuales masculinos.
Las organizaciones que estaban por pronunciarse fuertemente si continuaba la venta de esos juguetes, está compuesta por la Pastoral Familiar, Virgen de Schoenstatt, Iglesias Evangélicas, Católicos y la Asociación de Colegios Privados del Alto Paraná, como así también el Obispo de la Diócesis de CDE, Guillermo Steckling.
Todos coincidieron en que la comuna finalmente realizó un buen trabajo, al clausurar el local para preservar de alguna manera los valores familiares y evitar confusiones en los niños.
El monseñor Steckling manifestó que los niños deben crecer en un ambiente donde puedan desarrollarse según la fe y la imagen de Dios. “Creemos que la familia es la riqueza de un país, independientemente de la posición religiosa que una persona pueda tener. Por esa razón recuerdo siempre una cita bíblica que dice que -Dios nos creó una imagen, hombre y mujer-”, señaló.
Sobre el juguete en cuestión, dijo que “en la caja debe estar expresamente estipulado lo que uno puede esperar de ese producto. En ese sentido la cuestión es clara.
Queremos que la religión de la gran mayoría de los paraguayos se respete y se tenga muy en cuenta”, enfatizó.

Fuente: Diario Vanguardia

Commentar

commentar

Mira además

No hay control al cumplimiento de derechos laborales en Alto Paraná

Un total de 1.393 denuncias por violación de derechos laborales se realizaron en la Direcc…