Piden juzgamiento de libanés acusado por torturar a niño

0
374

La fiscal Juliana Giménez Portillo solicitó el juzgamiento oral y público del libanés Ali Fouani, procesado por supuestamente torturar a su hijastro de un año y cuatro meses. Además, la agente acusó a la madre de la víctima por violación del deber al cuidado.

La fiscal Giménez Portillo presentó la acusación por lesión grave y violencia familiar contra el libanés en el juzgado penal de Garantías N° 5, de Ciudad del Este, a cargo de Cinthia Garcete Urunaga.
Mientras que la acusación contra la madre fue presentada en el juzgado penal de Adolescentes, en consideración a que se trata de una menor.
La agente concluyó en su investigación que Fouani fue el responsable de las graves lesiones encontradas en el cuerpo de su pequeño hijastro.
La madre del niño era una de las tres mujeres que el extranjero mantenía en Ciudad del Este.
Según los antecedentes, el 20 de diciembre pasado, la madre llevó al niño al Hospital Regional, donde los médicos constataron que la criatura tenía quemaduras de cigarrillo en la piel y con rastros de hematomas en el cuerpo y de uñas arrancadas.
La abogada Nilsa Casco, defensora de Fouani, había sostenido que su cliente cuando estaba drogado veía al “diablo” en el niño y por eso le había atacado.
El acusado estuvo prófugo por casi un mes y luego se entregó a las autoridades judiciales. Actualmente, se encuentra recluido en la cárcel regional de Ciudad del Este.
La juez Garcete Urunaga fijó para el próximo 13 de julio, desde las 8:45, la audiencia preliminar del acusado.
Además, la fiscal Giménez Portillo responsabilizó a la madre del niño por no avisar a las autoridades sobre la tortura.

“Omitieron ayuda”

El abogado querellante Cristhian Tuma sostuvo que los vecinos -que residían en el mismo edificio donde habitaba el niño- omitieron denunciar la tortura a las autoridades.
Tuma también presentó la acusación contra el libanés y la joven madre como querellante, en representación al padre de la criatura.
El abogado señaló que los vecinos no comunicaron el maltrato infantil, a pesar de que habían escuchado en reiteradas ocasiones los llantos de la víctima.
La fiscal Giménez Portillo no investigó por omisión de auxilio a los moradores. Mientras que Tuma dijo que sus clientes le indicaron que solo acompañen el proceso contra los principales responsables de la tortura.
El letrado informó que el pequeño se encuentra bajo el cuidado de una tía paterna.

Fuente: Diario Vanguardia

Commentar

commentar

Mira además

Inician adecuaciones para habilitar nuevo hospital de IPS en Santa Rita

Un comité de infraestructura del Instituto de Previsión Social (IPS) iniciará trabajos de …