Unas diez toneladas de productos de contrabando se pudren en Puertos

0
20

Unos diez mil kilos de productos perecederos decomisados que están en el depósito de Puertos, del Puente de la Amistad, se están pudriendo. Mercaderías como pollo, frutas y verduras se están llenando de gusanos y el olor se expande a varias cuadras. Para los funcionarios, la situación insalubre se torna insoportable. Un conflicto con la empresa de recolección de basura de la comuna esteña sería el motivo para que estas mercaderías requisadas ya no sean retiradas del lugar.

La queja provino de funcionarios de la Administración Nacional de Puertos quienes explicaron que desde la semana pasada, los desperdicios se dejaron de recolectar por parte de la empresa tercerizada Tecnolimpia que presta servicios a la comuna esteña. Desde entonces el lugar se llenó de pollo, carne, frutas, verduras entre otros productos perecederos que estaban tirados en el piso. Esta montaña de productos comenzó a descomponerse y a llenarse de gusanos, además se generó un olor nauseabundo que se expandía por varias cuadras.
Conforme a los datos, Tecnolimpia dejó de retirar los desperdicios porque parte de estos productos fueron arrojados en una calle vecinal y hubo acusaciones mutuas al respecto.
Lo cierto es que la acumulación de productos en descomposición se convirtió en una situación insostenible para los trabajadores tanto de la Aduana como de Puertos, quienes aseguran que no recibieron respuestas a las quejas.
Según explicaron desde la Aduana, Puertos es el responsable de los productos decomisados y se debe encargar de la destrucción con, participación de otras instituciones como Senave o Senacsa, dependiendo del tipo de productos. En tanto desde Puertos aseguran que la orden de destrucción debe ser emitida desde la Aduana y debe disponer qué fin dar a estas mercaderías.
Ayer, luego de que la situación llegara a conocimiento de los medios de comunicación comenzaron con la limpieza del citado depósito, conforme a los datos. Sin embargo, aun quedan varias mercaderías que deben ser destruidas.
La acumulación de mercaderías revela, una vez más, la nula gestión de los administradores de Aduanas y de Puertos. Por años estas mercaderías formaban parte del botín de los funcionarios, quienes se repartían las mercaderías “incautadas” o bien eran comercializadas en despensas de barrios en forma absolutamente ilegal.

 

fuente: diario vanguardia

Commentar

commentar

Mira además

No hay control al cumplimiento de derechos laborales en Alto Paraná

Un total de 1.393 denuncias por violación de derechos laborales se realizaron en la Direcc…